viernes, 3 de octubre de 2014

La curiosidad pone el cerebro en modo aprendizaje.





Según informa una revista de ciencia, cuando tenemos expectación o interés de algo nuestro cerebro empieza a almacenar información como si fuera un sumidero, esté o no esté esta información relacionada con el tema a tratar. Es por eso que se debe de poner interés en algo que se estudia por obligación, porque de esta manera conseguiremos retener mas información con menos esfuerzo, ya que se nos hará mas llevadero el trabajo. La curiosidad también activa el sistema de recompensa cerebral que influye en una motivación adecuada para la tarea a realizar.


Pedro García Esparza 1ºB

No hay comentarios:

Publicar un comentario