domingo, 9 de febrero de 2014

Monasterio de Kykkos (Chipre)

                         MONASTERIO DE KIKKOS




El Monasterio se encuentra ubicado en la ruta principal que conduce desde Troodos a Nicosia, en la parte oeste de estas montañas, a 18 km del pico más alto de Chipre (el monte Olimpus) y en medio de un hermosos paisaje de montaña boscosa que llama permanentemente a la meditación.

Su nombre completo es Monasterio del Real Santo y Stavropegic de la Panayia de Kikkos. El término "Panayia" significa toda santidad y es empleado en reverencia de la Santa Virgen María. Es llamado real debido a que fue fundado a través de la contribución financiera del emperador bizantino Alexio I Komnenos y Stavropegic debido a que una cruz fue emplazada en la piedra fundamental. Esto último, en lenguaje eclesiástico, significa que el monasterio tiene autogobierno en el marco de la Iglesia Ortodoxa Chipriota.

El origen del nombre Kikkos es desconocido. Según la postura más aceptada, se debería al nombre de un arbusto encontrado en el área denominado "kokkos"

La hermandad del Monasterio alcanza los 900 años. este se transformó en uno de los centros espirituales más importantes de la isla. también jugó un importante rol durante la guerra de la independencia. También ha contribuido a preservar la conciencia histórica y ortodoxa de los chipriotas durante los difíciles momentos que han debido vivir que, en algunos casos, se encontraron cerca de su destrucción ante tantas invasiones.

Su construcción original data del período bizantino pero fue reconstruido, inicialmente, en el siglo XVII y posteriormente en el XVIII.

Contiene la tumba de su fundador, el Arzobispo Nikiforos. En su interior existen numerosos frescos que junto con los íconos, son un fino ejemplo del estilo bizantino.

Espléndidos candelabros cuelgan de los techos. También son mantenidos antiguos manuscritos, antiguas esculturas en madera e importantes documentos relativos a la historia del Monasterio.

El primer Presidente de Chipre, Arzobispo Makarios III comenzó su carrera eclesiástica allí como un monje en 1926. Permaneció allí mucho tiempo y retornó allí muchas veces. Su petición de ser enterrado allí se materializó después de su muerte en 1977. Su tumba se encuentra a 3 km al oeste del monasterio de Kykkos y sigue siendo un destino popular para los visitantes.

En 1974, cuando el Arzobispo Makarios fue destituido por la junta militar se dirigió en busca de refugio allí. Como resultado, el edificio fue alcanzado por fuego de tanques y una parte de él colapsó

La iglesia fue construida especialmente para albergar el Santo Icono. Originalmente fue de madera pero era muy vulnerable al fuego el que causó grandes daños a la estructura y a los frescos en 1365 y 1541. Luego de ese año, fue totalmente restaurado pasándose a usar piedra en vez de madera. Sin embargo se volvió a incendiar en 1751 y 1813.

La iglesia original era de una nave, luego de tres y actualmente es de tipo basílica con un domo.

De las tres naves, la del medio está dedicada a la Virgen María, el pasillo derecho a Ayiotis Pantes (Todos los Santos) y el izquierdo a Archangelous Gavreil ke Mihail (Arcángeles Gabriel y Miguel).




LA APARICIÓN DE DIOS, según la tradición, un virtuoso ermitaño llamado Isaías vivía en una cueva en la montaña de Kykkos. Un día, el gobernador Bizantino de la isla Doux, Manuel Voutoumites, que estaba pasando el verano en la villa de Marathasa por el calor de la estación, fue al bosque a cazar. Después de haber perdido su camino en el bosque se encontró con Monje Isaías y le pidió que le mostrara el camino. El ermitaño que no estaba interesado en las cosas de este mundo, no respondió a su pregunta. Voutoumites se enojó por la indiferencia del monje y lo maltrató.

No mucho después, cuando regresó de Doux a Nicosia, cayó enfermo con una enfermedad incurable llamada lethargia. En su terrible condición, recordó cómo había tratado inhumanamente al ermitaño Isaías y le pidió a Dios que lo cure para que pudiera ir a pedirle personalmente perdón. Y esto sucedió.

Pero Dios apareció delante de la ermita y le reveló que eso que había ocurrido había sido planeado por la voluntad divina y le pidió a Voutoumites que trajera a Chipre el icono de la Virgen que había sido pintado por el Apóstol Lucas.

El icono estaba en el palacio imperial de Constantinopla. Cuando Voutoumites escuchó el deseo del ermitaño quedó sorprendido porque lo consideraba una cosa imposible. Entonces Isaías le explicó que era un asunto de voluntad divina y acordaron viajar juntos a Constantinopla para la realización de su objetivo.


IMÁGENES Y VÍDEOS 






 




Procedencia de la información:  http://www.arqhys.com/construccion/monasterio-kikkos.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Kikkos
Procedencia de las imgánes: Todas de google.com
Prodecendia de los videos: Youtube.com
Trabajo de Nerea Isabel Olayo Flández  1ºC