viernes, 4 de octubre de 2013

Fabrican gasolina a partir de una bacteria del intestino

Un equipo de científicos coreanos ha conseguido, con técnicas de biología sintética, fabricar por primera vez gasolina sin necesidad de recurrir al petróleo ni a ningún combustible fósil. En lugar de petróleo han utilizado a una de las bacterias más estudiadas por el ser humano, la "Escherichia coli".

Previamente con ella se ha logrado producir insulina para tratar la diabetes e interferones  para el cáncer. Ahora ha sido manipulada por un grupo de científicos para conseguir biogasolina. 

Este hallazgo podría acabar con la dependencia del oro negro. Además es totalmente compatible con los motores modernos al contrario que el biodiesel. Su objetivo a largo plazo es mejorar la producción y abaratar el coste.






Sonia Aguilera  1ºF  Nº1

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada. Pienso que si esto se diera en la vida cotidiana, supondría un gran avance para la tecnología.
    Pero quizás, si esta energía contaminase, es mejor optar por energías renovables que no dañen en gran medida el ecosistema, como hacen los gases emitidos por la combustión del petróleo, el carbón, el gas natural...
    Una buena fuente de energía son las energías mareomotriz o undimotriz, las cuales generan gran cantidad de energía eléctrica y no degradan mucho el medio ambiente.
    Buena entrada y muy interesante.
    Alberto Aparicio 1F BACH

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que no es la primera vez que se intenta sacar combustible a partir de seres vivos, pero el único conveniente siempre a sido que no compensaba la cantidad de elementos que necesitaban para crearla, el tiempo y la cantidad de combustible que desarrollaban era más bien corto.

    A lo largo de la historia siempre se ha querido sacar esa máquina que saca energía infinita pero pese a los muchos intentos nunca se a logrado. El intento de sacar energía a través de otros seres vivos es una derivación de la ambición por el ser humano de obtener esa energía con muchos mas pros que contras y del deseo siempre a flote en la mente de todos de no contaminar el medio ambiente como lo hacemos con los medios de obtención de energía actuales.


    Juan Francisco Osses 1-F

    ResponderEliminar