domingo, 6 de octubre de 2013

Resumen de un artículo científico

El centro de la Vía Láctea sufrió un cataclismo hace dos millones de años.


Los astrofísicos afirman que, más o menos hace unos 2 millones de años, se produjo un cataclismo cósmico en las inmediaciones del agujero negro que ocupa el centro de nuestra galaxia, y es posible que se repita de nuevo.

272/365² El peso del universo
Origen de la imagen

La señal de que este cataclismo, una explosión de energía causada por la absorción de una nube gaseosa o estrella por parte del agujero negro, en verdad se produjo es la Corriente de Magallanes, una inmensa nube de gas que tiene forma de filamento. En ella no se encuentran estrellas y sigue a las dos galaxias enanas que acompaña a la vía láctea.
Los científicos se dieron cuenta de que la Corriente de Magallanes era una huella de esta explosión gracias al resplandor de la misma. Este resplandor se puede comparar con el fenómeno de la aurora boreal, que sucede cuando las partículas del Sol chocan con la atmósfera de la Tierra, pero con el paso del tiempo el efecto causado por la explosión se ha ido enfriando, lo que nos da pie a pensar que fue de dimensiones gigantescas.  


De cualquier modo, no se ha podido verificar la existencia de dicho agujero negro, pues no es visible desde la tierra (se encuentra a unos 26 mil años luz de la tierra). Pero, tras años de investigación, se puede dar una masa aproximada de este “monstruo” (4 millones de veces la masa del Sol, comprimida en una esfera relativamente pequeña) que ocupa el centro de nuestra galaxia.



Información obtenida de El País.

Cristina López Canoyra
1ºE

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido una noticia muy interesante, se han creado numerosas teorías sobre multitud de elementos del espacio pero el universo sigue siendo uno de los grandes interrogantes del ser humano.

    Me llaman sobre todo la atención los agujeros negros ya que el hecho de que sean capaces de absorber una estrella o una nube gaseosa es impresionante, imaginar que el día de mañana un agujero negro pueda absorber por ejemplo el sol condenándonos a la glaciación terrestre es fascinante y por lo menos a mí me hace sentir bastante insignificante.

    Me gustaría aportar una curiosidad, Stephen Hawking afirmó que se puede viajar en el tiempo empleando los agujeros negros. Este magnífico físico al principio negaba que se pudiera viajar al pasado aunque en uno de sus últimos trabajos afirma su equivocación. Aunque por supuesto esto son tan solo hipótesis y teorías. Cosas como estas que parecían el argumento de una novela de ciencia ficción hace tan solo unos años no parecen tan inalcanzables hoy en día. El rápido avance del mundo científico alcanza una velocidad que ni nosotros mismos podemos llegar a imaginar.

    Aquí dejo un enlace de una noticia por si alguien quiere saber más sobre este tema aunque pertenece a la época en que Hawking aún negaba la posibilidad de viajar al pasado: http://www.abc.es/20100507/ciencia-tecnologia-fisica/tres-formulas-stephen-hawking-201005071312.htm

    Belén Cerrada 1ºE

    ResponderEliminar