jueves, 6 de junio de 2013

Los tiburones toro: asesinos antes de nacer

Navegando por una web de noticias científicas me he topado con una artículo curioso: hay una especie de tiburón que devora a sus hermanos dentro del vientre materno. Esta especie es el tiburón toro (Carcharias taurus), que trata de hacer segura su paternidad canibalizando a sus hermanos, aunque no se comen todos; dejan a uno vivo. Las madres pueden tener hasta nueve embriones de dos padres distintos en su interior, de los que solo sobrevivirán dos. Esta "estrategia" ayuda a que sobrevivan los genes dominantes del padre más fuerte. También ayuda a que los tiburones recién nacidos sean más grandes (miden 1 metro nada más nacer, y de adultos 2'5).

Mi opinión personal es que a veces la naturaleza es muy despiadada. Este ejemplo es perfecto para demostrar lo que digo, dar a un animal la capacidad de asesinar antes de nacer (y nada menos que a sus hermanos). Imagínese que en los humanos fuera igual: dos fetos luchando por comerse el uno al otro, una imagen espeluznante que me causa una sensación muy poco agradable.


Héctor Lecuona 1ºE

1 comentario:

  1. Sorprende que ya desde el inicio de su vida, haya una competencia tan cruel por la supervivencia. La noticia a la que hace referencia el compañero explica que los científicos han estudiado el útero de diversas hembras muertas en las redes de pesca y que han encontrado que en estado de gestación menos avanzados se encontraban hasta nueve embriones de dos padres distintos y que en hembras con estados de gestación más avanzado solo quedaban dos que además, eran del mismo padre. El recién nacido más grande devora al resto menos a uno con lo que se perpetúan los genes dominantes del tiburón más fuerte. Como solo hay dos tiburones alcanzan un tamaño mayor en poco tiempo.
    Existen ejemplos parecidos en la Naturaleza en los que, como el león, el macho dominante mata a los cachorros de otras camadas para que la hembra entre el celo y poder tener así su propia descendencia; Los pollos de quebrantahuesos matan al menor de los hermanos porque los padres sólo pueden sacar adelante uno; los pandas crían solo a un hijo por lo que abandonan a uno de sus hijos si tienen alguno más. Son conductas que persiguen la supervivencia del más fuerte, del dominante. Existen unos insectos (Los icneumónidos) que colocan sus huevos en una oruga: cuando las larvas nacen, devoran a la oruga respetando sus partes vitales para que esté más tiempo vivo y le sirva de alimento.
    Sin embargo, no todos los comportamientos violentos parecen estar relacionados con la supervivencia: por ejemplo, la Mantis Religiosa mata y devora al macho una vez que este ha copulado con ella y la ha fecundado.
    Alberto Lejárraga Molina 1º F

    ResponderEliminar