martes, 9 de octubre de 2012

El ataque de una araña en ámbar


Un ataque mortal de una araña a una avispa fue inmortalizado por el ámbar hace 100 millones de años.



En la imagen, podemos observar claramente cómo una araña está a punto de devorar a una presa.
Este fósil fue encontrado en un valle en Myanmar, Asia.
Contiene una araña macho en su propia telaraña a punto de comer una pequeña avispa parásita, aunque no lo consiguió.

La araña, que estuvo esperando a que la avispa quedara inmovilizada en su tela de araña varias horas, quedó cubierta de resina nada más y nada menos que unas fracciones de segundo antes del ataque.


Ignacio Martínez 1ºF Nº17

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a estos fósiles se pueden saber miles de cosas sobre la naturaleza y lo mejor es poder ver imágenes como ésta. Yo nunca pensaría que una araña quedaría atrapada con la resina de una colmena, pero por suerte, podemos conocer estos fenómenos gracias a la ciencia. Yo creo que la araña nunca se esperaró que cazando una presa fuese ella misma la presa. En definitiva, una noticia muy buena y muy bien argumentada por parte de nuestro compañero.
    Daniel Fraile 1ºF Nº12

    ResponderEliminar
  3. Gracias a estos fósiles, podemos conocer muchas cosas sobre los animales que lo componen,
    Es algo muy curioso que se halla quedado inmortalizado el momento en el que una araña fuera a comerse a su presa y más si este momento fue hace muchisimo tiempo.
    MªPaz Moreno 1ºE

    ResponderEliminar