lunes, 5 de enero de 2015

Philae perforó el cometa pero podría no enviar los datos. Daniel de Miguel Jamain 1ºE

El robot Philae usó su taladro de perforación en el cometa pero no es seguro de que tenga energía suficiente para volver a entrar en contacto con la Tierra, anunció este 14 de noviembre la Agencia Espacial Europea. El robot no está bien aferrado al cometa y los paneles solares no están funcionando bien.
El robot de exploración Philae, lanzado el miércoles por la sonda Rosetta, no logró desplegar los arpones destinados a anclarlo al cometa y se ha posado de manera inestable en dos de sus tres “piernas”. El robot se encuentra a la sombra de un escarpado desnivel con escasa luz solar, lo cual dificulta sus operaciones.

El plan inicial preveía que Philae estaría expuesto al sol entre seis a siete horas en un lapso de una docena de horas. En realidad, en este momento sólo recibe una hora y media de luz solar, lo que dificulta la utilización de los paneles que deben alimentarlo cuando su batería primaria se haya vaciado. Esto ocurrirá probablemente en el transcurso de las próximas horas.

Los científicos de la Agencia Espacial Europea realizaron la perforación porque cuando se acabe la pila del robot y las baterías solares se hayan descargado, Philae entrara en una especie de “hibernación”.
Uno de los objetivos de la misión es realizar una perforación para tomar una muestra de la superficie y analizarla. Al dar esta orden, sin embargo, se corre el riesgo de que el robot se desequilibre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario