martes, 22 de diciembre de 2015

Alfred Wegener

Alfred Lothar Wegener fue un geofísico y meteorólogo alemán que formuló la teoría de la deriva continental.
placas002En 1906 tomó parte en una expedición danesa a Groenlandia; en dicha ocasión realizó una colaboración con el meteorólogo Köppen, con cuya hija se casaría más adelante. Después de otro viaje de estudios a América del Sur, se estableció en el Observatorio de Marburgo, y en 1910 empezó a publicar una serie de volúmenes destinados a ilustrar las diversas propiedades de la atmósfera. A esta época se remonta el germen de la idea de la deriva continental: la semejanza de los perfiles de las costas de África y América del Sur le había impresionado profundamente. Por otra parte, ya hacía tiempo que los biólogos hablaban de algún tipo de enlace entre África y América para explicar la existencia en ambos continentes de fósiles similares. El primer artículo de Alfred Wegener sobre la deriva continental se publicó en el año 1912, pero topó con una oposición en los ambientes científicos; sólo algunos geodestas intentaron valorar su credibilidad mediante mediciones de latitud. Ese mismo año Wegener participó en otra expedición a Groenlandia en busca de pruebas que confirmaran su teoría. En 1915 redactó su famoso libro El origen de los continentes y los océanos. En 1930 participó en una última expedición a Groenlandia, siempre en busca de nuevos indicios; sin embargo, desapareció entre los hielos y su cuerpo no fue encontrado hasta el año siguiente. 
La teoría de Wegener se basaba en el pensamiento de que los continentes se movían resbalando sobre los fondos oceánicos, pero no podía explicar qué fuerza era capaz de empujarlos, aunque aludió a la rotación terrestre como una posible causa. Descubrió que:
- Los perfiles de los continentes encajaban 
-Había una presencia de huellas debido a la erosión del hielo en distintos continentes, cuya unión explicaría la trayectoria de ese glaciar.
- Se encontraron fósiles iguales en continentes diferentes.

La teoría de la deriva continental fue recibida de manera uniformemente hostil, y en ocasiones, incluso violenta, en buena parte por la inexistencia de una explicación convincente sobre el mecanismo de la deriva continental en sí. Los principales críticos de Wegener eran los geofísicos y geólogos de los Estados Unidos y de Europa. Los geofísicos lo criticaban porque los cálculos que habían llevado a cabo sobre los esfuerzos necesarios para desplazar una masa continental a través de las rocas sólidas en los fondos oceánicos resultaban con valores inconcebiblemente altos. Los geólogos no conocían bien las rocas del hemisferio sur y dudaban de las correlaciones propuestas por el científico alemán. A partir de 1950, no obstante, las ideas de Wegener ganaron rápida aceptación gracias al desarrollo de las modernas técnicas de exploración geológica, en particular del fondo oceánico.

Realmente creo que los científicos que se oponían a la teoría de Wegener estaban en lo cierto al hacerlo, dado que no es creíble que un hombre afirme que los continentes estuvieron unidos formando una única superficie, todo ello casi sin pruebas. Si Wegener hubiera tenido su teoría con todos los cabos atados, la hubiese podido defender y demostrar su veracidad. Bien es cierto, que con las pruebas expuestas por Wegener, se podrían explicar ciertas partes de su teoría, pero como en aquella época tampoco se contaba con un equipo de alta tecnología para demostrar que lo que decía era correcto, lo tomaron como un loco. Creo que es lo que todo hubiéramos hecho, pues cuando nos dicen algo que desconocemos, ¿no somos los primeros en preguntar el porqué de ello? y en caso de recibir una respuesta que no nos convence, ¿no la desechamos?

Recursos empleados:
http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/Placas_tectonicas_Teoria.htm (la procedencia de la fotografía la encontrarás también en esta página)


Patricia de Gabriel Peg - 1E



No hay comentarios:

Publicar un comentario