jueves, 2 de mayo de 2013

El error de Einstein




El otro día leí una noticia científica en la que decía que el astrónomo australiano Brian Schmidt ha ganado recientemente el Premio Nobel de Física por descubrir que, como dijo Einstein hace muchos años pensando que era un error: La expansión Universo no se está frenando, sino que cada vez aumenta más su velocidad. Comprobaron estos resultados una y otra vez durante semanas para llegar siempre a la misma conclusión. Además, a la vez, un equipo estadounidense formado por Saul Perlmutter y Adam Riess (que compartieron el Nobel con Schmidt), también obtenía los mismos resultados.
¿Y Einstein qué pinta en todo esto? Una idea del sabio alemán, de 1917, que él mismo consideró su “mayor error”, puede ser la explicación del descubrimiento.
Para entenderlo es mejor seguir las explicaciones de Schmidt. “Lo que nosotros hicimos fue observar estrellas que explotan, llamada supernovas, y utilizarlas para medir distancias en el universo”. Se trataba de aprovechar las últimas tecnologías en astronomía con los telescopios más grandes para medir con precisión “cuánto se estira el universo”, es decir, la llamada constante de Hubble. Hubble fue quien descubrió, en 1929, que las galaxias están separándose unas de otras y que cuanto más lejos están del observador, mayor es la velocidad aparente a la que se alejan de él. Así nació la teoría del Big Bang. Einstein no lo esperaba. Creía, como todos los científicos entonces, que el universo era estático y, como sus ecuaciones de la relatividad le daban un cosmos que colapsaría sobre sí mismo, había introducido la constante cosmológica para frenarlo. Cuando Hubble constató que el universo estaba en expansión, ya no hacía falta en las ecuaciones de Einstein ese aparente artificio, que es “una energía del espacio”, señala Schmidt. Y resulta que ahora es la mejor teoría que los físicos tienen para explicar su gran descubrimiento.
“Esa energía del espacio es una presión negativa, y eso la gente lo entiende porque, si cojo el pistón de un motor y lo oprimo, el aire que tiene dentro presiona en contra, hacia fuera”, dice el australiano. En el universo el efecto de apretar el pistón es la atracción gravitatoria de la materia, que haría que el universo se frenase y, la presión hacia fuera, es la energía oscura. Cuando esta energía domina el cosmos, cada vez más grande, su efecto contrarresta al de la atracción y en lugar de frenarse se acelera.
¿Así que Einstein Tenía razón incluso cuando creyó equivocarse? “Hay muchas explicaciones alternativas, miles de ellas, para la aceleración de la expansión que observamos, pero su constante cosmológica es la que mejor, y la más simple”, responde Schmidt. El misterio sigue abierto.

Yo he escogido esta noticia porque me parece realmente curiosa e interesante. La ciencia nunca para de sorprendernos e incluso vuelve atrás cuando creía haberse equivocado para darse cuenta de que lo dicho en un principio era lo correcto. También me ha sorprendido que descubrieran que Einstein tuviera razón cuando él no tenía todas las facilidades actuales para ratificar lo que creía.

Patricia Enríquez Calzada 1ºF nº11

No hay comentarios:

Publicar un comentario